Ángel Elías junto al Consejo Portuario Argentino analizó la Hidrovía, las nuevas tecnologías y la realidad de los costos

Una suerte de estado de situación de varios de los puertos públicos se dio en el marco una nueva reunión de la Comisión Directiva del Consejo Portuario Argentino, desarrollada en las instalaciones de un puerto que felizmente está en franco movimiento como Barranqueras, Chaco. La Reunión se hizo en paralelo al encuentro de Jóvenes Profesionales del PIANC donde estuvo presente el gobernador de la provincia, Domingo Peppo, e incluyó una recorrida por la terminal junto al mandatario chaqueño.

El encuentro de la CD del Consejo contó con la presencia del presidente de la entidad, Angel Elías, por Puerto Rosario, José M. Dodds, por La Plata, el anfitrión Raúl Guex por Barranqueras, Fernando Devido por Formosa, Néstor Lagraña por los puertos de Tierra del Fuego, Luis Mansur, por Reconquista, Fernando Villalba por Villa Constitución, Héctor Ricciardolo representando a Puerto Madryn, Matías Peribrusa, a la AGP, , Sebastián Simez al puerto de Santa Fe, y Roberto Tarnowski y Alberto Rolón por el gobierno de Misiones, sumado a la presencia del director del Programa Santafecino de Desarrollo de la Hidrovía Paraguay-Paraná, Juan Carlos Venesia.

Durante el encuentro además de analizar la tarea de las distintas comisiones de trabajo, desde legales hasta logística y comercial, se avanzó en la programación del próximo Encuentro Multisectorial que tendrá lugar el 23 de octubre en el Polo Tecnológico de Palermo en Buenos Aires y que se centrará en paneles como “Construyendo la comunidad portuaria”, “El nuevo escenario internacional”, “Nuevas tecnologías para el desarrollo portuario” y “Aporte logístico, ambiental y legal para el desarrollo portuario argentino”

Varios representantes de los puertos destacaron algunas alternativas del año. 

En lo que hace a la hidrovía; más allá de que el Paraná está atravesando una fuerte bajante; el anfitrión y gerente comercial del puerto de Barranqueras, Raúl Guex señaló que la terminal tiene un buen año, con crecimiento en una diversidad de cargas tanto en cabotaje como regional o que tiene destino internacional, de subida y bajada, desde granos, cemento, rieles, arroz, hasta carga en contenedores – en este caso bajando tanto por tren como por vía fluvial- incluso con un ambicioso proyecto de llevar con un transporte intermodal carga de Paraguay – llega por vía fluvial y luego va por tren a los puertos del norte de Chile-  con varios proyectos con otras cargas más en ese tipo de enlace. Destacó el apoyo político y económico del gobierno provincial. “Barranqueras está volviendo a convertirse en un centro logístico neurálgico”, dijo.

Devido de Formosa reclamó la necesidad de que las navieras le den espacio a los puertos fluviales de menor volumen, hay que buscar alternativas y hacer viable el transporte fluvial frente al camión. En ese sentido, dijo que el río ve pasar miles de contenedores vacíos de bajada, cuando podrían tomar carga en puertos argentinos.

Se habló del tema de los costos. En ese sentido se dijo que influyen negativamente cargos tanto a nivel de organismos públicos como de agentes privados que pueden dejar fuera de competencia a cualquier puerto que se quiera desarrollar.

Particularmente se habló de insistir sobre los sobrecostos que se dan en la actividad, distorsión que nada tiene que ver con las tarifas del puerto en sí, y que pueden ahuyentar nuevos tráficos.

Dodds, señaló que es injusto apuntar al puerto en los costos cuando “no son costos portuarios sino costos satélites sin una base lógica, generados en muchos casos por operadores privados u organismos públicos”, dijo.

Allí la gente del puerto de Buenos Aires, Madryn y Ushuaia destacó los cambios positivos que se han dado puntualmente en la reducción de la tarifa por pasajero de Migraciones en los cruceros que antes se pagaba en cada escala y que ahora se unificó con un menor costo. 
En ese sentido se habló de una alternativa de mayor complementación en puertos fluviales próximos a modo de crear hubs regionales y aprovechar mejor la infraestructura y potenciar el trabajo.

A su turno, Elías destacó el ejemplo del Convenio recientemente refrendado entre los puertos de Rosario y Quequén, al que se sumó Villa Constitución como terminales complementarias, con un formato que a partir de una agenda apunta a resolver problemas comunes concretos. 
Por su parte, los representantes del gobierno misionero, señalaron que al momento se está analizando la única oferta que se presentó para la licitación del puerto de Posadas y también señalaron el interés por hacer lo propio con el muelle de Santa Ana con gran potencial para tomar carga de Brasil.

En el caso de los puertos patagónicos, Ricciardolo de Puerto Madryn también hizo referencia al momento que pasa la terminal que se encuentra en plena temporada de langostino y con mucho movimiento de aerogeneradores, lo que obligó a la creación de plazoletas de emergencia fuera de la zona primaria para evitar un cuello de botella cuando en los próximos meses lleguen varias decenas de equipos de la danesa Vestas y de la china Goldwind. Además señaló que avanzan las obras en los dos muelles a su ritmo, especialmente tratando de que se llegue para recibir a los buques más de 300 mts. de eslora.

Lagraña señaló que en materia de costos en Ushuaia se apunta a detectar y separar cada tema ya sea Migraciones, Aduana o Senasa. En el primero de los casos se ha bajado fuertemente la tasa de pasajeros, con un fuerte esfuerzo para la administración provincial, con Senasa y Aduana se han resuelto los problemas de tratamiento de residuos provenientes de los buques y hacer más conveniente el aprovisionamiento de los buques en nuestros puertos.

Advirtió no obstante que preocupa el hecho de que se viene demorando la obra de dragado y extensión del muelle que tiene responsabilidad nacional, un tema central ya que se asumieron compromisos frente a las líneas de cruceros de responder a los buques más grandes que se vienen esta temporada y que por ejemplo deben hacer combustible en Ushuaia para avistajes en la Antártida. Lagraña destacó el apoyo de AGP, como por ejemplo, en el tema del dragado donde se firmará un convenio para el asesoramiento técnico en el armado de la licitación.

En materia operativa a partir de un acuerdo de los eslabones de la comunidad portuaria se bajaron los tiempos y se redujeron los costos, puntualmente al dejar de lado la obligatoriedad del precinto electrónico y el despacho directo a plaza, avanzando en la digitalización. “Estamos apuntando a cambiar buena parte de la matriz de transporte que hoy se hace por camión y que vaya al marítimo pero que necesita más eficiencia y reducir los tiempos y costos”, dijo.

Peribrusa también destacó los avances que se vienen dando desde el puerto de Buenos Aires en materia de desarrollo del Port Community System y el trabajo que se está haciendo para integrarlo a la VUCE de forma de sistematizar toda la operatoria – desde los turnos hasta la documentación- y que el cargador opere lo menos posible con papeles y en forma personal en el puerto.

Por su parte, Juan Carlos Venesia puso de relevancia un documento que se está elaborando desde el Foro que convocó el gobierno de Santa Fe junto a varios organismos públicos y entidades privadas provinciales y del ámbito nacional para presentar a las autoridades con los términos de referencia sobre el sistema de navegación troncal frente al fin de la concesión del 2021, teniendo en cuenta que por Rosafé sale 80% de las exportaciones granarias. “La concesión fue exitosa pero pensada para otro contexto, hoy se habla de otro tipo de buque, de canal, de dragado. También hay que determinar la delimitación jurídica de la concesión como por ejemplo los accesos a los puertos”, dijo.

En ese sentido, Elías destacó que el Consejo Portuario Argentino tiene que ser un fuerte protagonista en el análisis y debate en cuanto al formato y los alcances que tendrá la nueva concesión de la vía troncal.

Fuente: PRENSA CPA